Comparir en FacebookComparir en Twitter
¡Comparte este post!

Trucos para ganar velocidad

Guitar Noise ha publicado un artículo de Tom Hess en el que habla sobre algunos de los errores más comunes que se cometen a la hora de tocar más rápido. Como algunos sabréis, Tom Hess es profesor de guitarra, así que conoce muy bien cómo se debe practicar correctamente para obtener los mejores resultados lo antes posible. No me enrollo más y os traduzco el artículo:

¿Te cuesta tocar rápido? ¿Tu falta de velocidad te dificulta expresarte como músico? Aunque tocar rápido no es la principal meta de todos los guitarristas, los que quieren mejorar su velocidad muchas veces están frustrados al ser incapaces de desarrollar este aspecto de sus habilidades como guitarristas. Si te sientes identificado, quiero compartir contigo algunas ideas importantes que te ayudarán a mejorar tu velocidad.

Buenas y malas noticias:

La buena noticia es que casi todo el mundo puede aprender a tocar rápido. No sólo eso, sino que puedes controlar el proceso de práctica para hacerlo más efectivo y alcanzar tu objetivo en mucho menos tiempo que para muchos guitarristas. La mala noticia es que la mayoría de guitarristas están en el camino equivocado para tocar más rápido. Veo esto siempre que tengo algún estudiante nuevo que quiere mejorar su velocidad. Lo que se suele hacer es empezar a practicar despacio con el metrónomo e incrementar gradualmente la velocidad. Esto puede ser efectivo al principio, pero si es lo único que usas para conseguir velocidad, llegará un momento en el que te estanques y te frustres. Estos son algunos motivos:

Esta forma de practicar se centra en mover los dedos más rápido. Sin embargo, el mover los dedos más rápido es una pequeña, insignificante parte del proceso con el que puedes conseguir velocidad. Los aspectos más importantes son ignorados, o practicados deficientemente usando este método. El resultado es que las sesiones de práctica acaban convirtiéndose en una serie de impacientes intentos de conseguir más velocidad.

Hay un gran número de elementos que necesitan atención y entrenamiento para tocar rápido, como por ejemplo, la sincronización entre ambas manos, la articulación con la púa, el control de la tensión, la rapidez mental, resistencia a tempos altos, velocidad con una técnica y con varias técnicas combinadas, y muchos otros. Cada una de estas “componentes” requiere práctica para ser dominada. Centrarse en una sola no te ayudará a tocar más rápido.

Los buenos guitarristas que son capaces de tocar rápido fueron capaces de mejorar en todos los aspectos anteriores, ya sea conscientemente o no. Tú necesitas hacer lo mismo para explotar todo tu potencial. Si no sabes cómo practicar de forma eficiente, puedes ver este mini curso gratuito sobre cómo tocar rápido (en inglés).

Algunos consejos para conseguir velocidad son:

Sé específico sobre qué problemas tienes para conseguir velocidad:

Decir “no puedo tocar rápido” sin más, no es suficientemente específico. No ser capaz de tocar rápido normalmente es parte de un problema más complejo que normalmente tiene varias causas. Como has visto más arriba, la raíz de tus limitaciones puede estar en cualquiera de los “elementos” que hacen que alguien pueda tocar rápido. Saber exactamente cual es la causa del problema es el primer paso para solucionarlo. Cuando descubras qué es lo que te está frenando, puedes centrarte en corregirlo. Una buena forma de encontrar estos problemas es ir a clases de guitarra.

Prueba distintas rutinas de ejercicios:

A medida que mejores, también lo harán tus desafíos como guitarrista. Por lo tanto, la práctica que hagas en cada etapa de tu aprendizaje debe evolucionar para ser efectiva. No hay una rutina definitiva. Por supuesto, hay algunas que son más efectivas que otras, pero en realidad cada guitarrista debería tener su propia rutina en función de su técnica.

Practica integrando distintas técnicas:

A lo largo de los años que he estado enseñando a cientos de guitarristas a mejorar su técnica, me he dado cuenta de que la mayoría de guitarristas pasan muy poco tiempo integrando sus distintas habilidades. El resultado es una falta de libertad musical para expresarse completamente en cualquier contexto musical.

Cuando hablamos de aumentar la velocidad, la mayoría de guitarristas se centran en ser más rápidos con una técnica en concreto. Por ejemplo, puedes practicar 15 minutos de sweep picking, seguidos por 15 minutos de ligados, otros 15 minutos de tapping, etc. Aunque esto te ayudará a mejorar estas técnicas por separado, debes practicarlas juntas como harías en un solo. No hacer esto te hará sonar robótico, ya que te centrarás en usar correctamente una técnica en concreto, en lugar de usar todas las que conoces.

Aunque la velocidad es una de las cosas que deben ser dominadas para ser expresivo y creativo como músico, es una habilidad muy deseada que la mayoría de guitarristas no tiene. Aplicar estos consejos mientras practicas te ayudará a conseguir mayor velocidad.

Comparir en FacebookComparir en Twitter

¡Comparte este post!